Llave de Abril - Parte IV

Cuando llegaron encontraron la librería cerrada. Era tarde y la oscuridad engullía los títulos de los libros expuestos en el escaparate: ahora solo eran un par de formas rectangulares que se confundían entre sí. En el desorden que proporcionaba la ausencia de luz don Quijote cabalgaba por las llanuras de uno de los mundos de Asimov, un cronopio se colaba en los pensamientos de Kant, y Cleopatra se deleitaba con los diseños de Mies.

Siguieron frente al escaparate, absortos, observando la locura de letras y personajes que nacían de aquella oscuridad.

-Esto no puede estar pasando- se dijo él -y esa “Llave de Abril” cuyas letras hacen las veces de oráculo… ¿Qué diablos significa?

De pronto sintió cómo alguien estiraba su manga derecha con un suave pero insistente tirón:

-¿Has visto eso?- dijo la mujer de la librería mientras señalaba lo que parecía un sobre blanco. -Ahí, junto a la cancela de la librería, ¿es lo que parece?

- ¿Un sobre?

- Sí, debemos abrirlo.

Abrieron el misterioso sobre y encontraron una llave con una nota adjunta:

Dos llaves, una librería, dos personas, un corazón, una sola novela. Un sueño.72

-Toda llave abre “algo”, ¿qué supones que abrirá esta llave?

-Espera, en la nota decía 72, miremos la página 72 del libro...Aquí dice:

Encontraron la llave que abría la puerta de la librería donde se vieron por primera vez.
Introdujeron la llave en su cerradura. Al empujar la puerta un destello blanquecino lo lleno todo…

Poco después se despertó en el interior de la librería. La claridad de la mañana le dañaba la visión. Estaba desorientado y encontró a su alrededor unos cuantos libros revueltos. Sintió cómo alguien posaba su mano sobre su hombro mientras le extendía un café humeante y le propinaba un beso en la frente:

-¿Otra vez te has pasado la noche leyendo para calmar los nervios?

No le dio tiempo a contestar y aunque ella le hubiera concedido un margen para articular una respuesta no hubiese sido capaz. Aquella noche había sido la noche más extraña de su vida, donde el sueño, la realidad y sus letras se confundieron.

-Hoy es un gran día. Por fin ha llegado:
“Editorial Saint-Exupéry”

Ella le guiñó el ojo a la vez que le mostraba un paquete marrón que poco a poco fue descubriendo.

-Tu novela, “Llave de Abril”.

Y desenvolvió suavemente un libro que olía a recién impreso…





Feliz día del libro

(Tenemos un pequeño regalo para ti, puedes descargar este relato en formato libro!
)

Lee el relato entero con algo de música:




16 comentarios:

Wara dijo...
23 de abril de 2010, 1:55  

Estoy aquí... recordando una máxima de Hesse, me parece, que viene a decir que uno no debe comportarse como los niños caprichosos pidiendo más y más cuando algo se ha acabado. Bueno, pues me reprimo salvo para decir que me ha gustado vuestro relato a cuatro voces, que de verdad habéis conseguido igualarlas muy bien y que espero que no sea la última vez.

Enhorabuena a los cuatro. Feliz día del libro (y gracias).

Sara dijo...
23 de abril de 2010, 15:35  

El nombre de la editorial me ha arrancado una sonrisa... ;)

Por cierto, si he entendido bien la técnica, ¿realmente habéis escrito el relato solo leyendo la última frase de la parte anterior? Porque, de ser así, sois unos genios!! =)

mErL dijo...
23 de abril de 2010, 18:38  

Felicitación a este cuarteto de autores, en este día tan especial para el libro.
En estos relatos de imaginación que nosotros los lectores damos color, forma, tonos de voz al texto del autor, que estos cuatros escritores nos han llevado por un sueño, ver el nacimiento de un hijo de papel, un libro, lleno de vida, como los sueños de llave de abril.

Unos abrazosss.

moderato_Dos_josef dijo...
23 de abril de 2010, 21:44  

Un final con un poco de misterio que despierta a la realidad. Por cierto y hablando de llaves, yo escribí un libro. Se lama: siete llaves y el Templo.
Felicitaciones por el relato conjunto.
Y buen día del libro.

Luzdeana dijo...
24 de abril de 2010, 13:16  

Gracias por este relato-homenaje al libro y a todos los que escribimos sueños. Seguro que cada uno de los lectores se ve buscando en él su propia llave.
Besos para los cuatro autores y ¡feliz día!

César Sempere dijo...
24 de abril de 2010, 23:41  

Enhorabuena a los cuatro por el relato.

Un saludo,

ÓNIX dijo...
31 de mayo de 2010, 10:08  

Lei partes del relato y me parecio tan interesante que no pude evitar descargarlo...

Ahora lo leeré completo con más calma...

Saludos...

galicia maravillas dijo...
7 de junio de 2010, 14:51  

os sigo! felicidades :)))

plinnn... dijo...
15 de junio de 2010, 20:34  

:) muchas gracias por darme la bienvenida :) qué detalle :)) me encanta el nombre de la llave de abril :)

ChicaGuau dijo...
16 de junio de 2010, 23:11  

Uao, qué nombre tan bonito...
¡Besito, besito!

SOMMER dijo...
8 de julio de 2010, 17:28  

Genial relato. Me lo llevaré. Con música es fantástico.

Enhorabuena¡¡¡¡

aBe .. * dijo...
10 de agosto de 2010, 20:45  

Hola soy abe, me he hecho un blog nuevo, te sigo desde el =)

MOIRA dijo...
1 de septiembre de 2010, 11:00  

Es tan geniál que cualquier cosa que escribiera sonaria fuera de lugar..
Felicidades por tus mundos sumergidos

Alma Mateos Taborda dijo...
12 de octubre de 2010, 20:42  

Maravilloso relato, una conjunción de talentos que me obligó a leer lo anterior. Felicitaciones! Un abrazo.

Towanda dijo...
17 de noviembre de 2010, 20:32  

Felicidades Carlos. Me encanta combinar sueños y realidad.
Sigo paseando por las calles de tu blog y he llegado hasta "Llave de Abril"... En cualquiera de los comentarios anteriores está también la opinión que a mí me merece el relato, y como no quiero repetirme te voy a decir algo diferente:
"realmente ha sido una suerte "toparme" contigo".
Un saludo.

Macarena dijo...
25 de febrero de 2011, 19:34  

http://favole-necross.blogspot.com/2011/02/manifiesto-de-la-esperanza_3108.html

Publicar un comentario