Muerte a un terrorista

Se ha hecho justicia, dice el presidente de USA, se ha hecho justicia bombardeando Libia dijo el alto mando de la OTAN, se ha hecho justicia ahorcando a Saddan, condenando a los piratas somalíes, boicoteando a Turquía su ingreso, abandonando a su suerte a los saharahuis, etc, etc, etc (desgraciadamente situaciones ya convertidas en tópicos, lo peor que les podía ocurrir) 

Pero ¿Qué esperan para hacer Justicia con los que desangran nuestras economías impunemente mientras ciertas empresas o entidades aumentan y aumentan beneficios y sueldos (de las altas instancias, porque a las bajas las despiden, tal vez para tocar a mas) y con los que se corrompen desde el poder?

La Justicia es una cosa, la venganza es otra, y seguro que nos alegramos de la muerte de ese terrorista, como de la misma forma queremos linchar al maltratador o asesino de un niño, y puede que se haga justicia de ese modo, pero en nuestro sistema, por muy lenta, ciega, torpe y ¿por qué no? injusta que sea a veces o vaya contra nuestros intereses, la Justicia es otra cosa.

Una cosa está clara, las victimas del 11S, del 11M, de Londres, de tantos asesinatos cometidos por orden o mano de ese tipo, adiestrado por quienes lo han matado, no van a encontrarlo en el cielo.

12 comentarios:

Sara dijo...
2 de mayo de 2011, 19:27  

Y digo yo... ¿somos acaso mejores que ellos? Asesinar a una persona sin juicio ni posibilidades de defensa, creerse poseedor de la vida o muerte de alguien... ¿en qué nos convierte? No sé, cada vez me queda menos fe.

Dr. Iglesias dijo...
2 de mayo de 2011, 20:29  

Osama Bin Laden estaba muerto en el año 2002. El atentado de Madrid fue ejecutado el 11 de marzo de 2004. ETA no intervino... Y ahora Libia y Siria. Y mañana Venezuela y Cuba. Verlo en:

http://aims.selfip.org/~alKvc74FbC8z2llzuHa9/default_libia.htm

*Sechat* dijo...
8 de mayo de 2011, 17:42  

Comprendo la sed de venganza, pero por desgracia eso no redime a nadie y siembra más odio. Quizá aunque doloroso, lo más justo hubiera sido un juicio que le hubiera condenado por sus crímenes, pues actuando como lo han hecho, nos hemos convertido en cómplices también de un asesinato. Coincido en la percepción de Sara sobre este asunto.

Un abrazo.

AdR dijo...
11 de mayo de 2011, 10:28  

Yo ya no creo en estos dirigentes del mundo que nos gobiernan, este sistema no funciona, y no es porque le hayan metido una bala en un ojo al terrorista más buscado, sino porque el sistema que han creado está caduco. Pero todo, el sistema judicial, el económico, el político... todo corrupto.

Algún día nos levantaremos, y estaremos todos muy hartos, y no veremos lo tuyo, tuyo, y lo mío, mío. Sino que veremos la misma mierda en todas partes. Ese día... será mejor que los dirigentes no salgan de sus casas recubiertas de oro.

aina dijo...
13 de junio de 2011, 13:36  

He leído a sara en unos cuántos comentarios y no he podido evitar curiosear en su perfil. Gratamente sorprendida de lo que he hallado. Me quedo, si os parece bien a los dos.

Sergio dijo...
23 de agosto de 2011, 20:48  

Desde luego, una cosa es justicia y otra cosa... impera la doble moral en todos los sentidos. Me ha venido en mente una reflexión que he relacionado a tus palabras, que suscribo al completo. Con tu permiso:
http://superehore.blogspot.com/2011/05/verdad-o-y-1-v20.html

Esther dijo...
21 de septiembre de 2011, 19:10  

Te encuentro por aquí :)

Es lo que pasa... los poderosos intocables...

Nunca lo había pensado así pero, desde el principio te doy la razón: una cosa es venganza y otra justicia.

No sé... matando a alguien así, es indudable que al menos se libra a la humanidad de sufrir más mal de eso pero, es que matando... pues si lo piensas bien ¿cuál es la diferencia entre tú y esos a los que matas? en el fondo, de una forma u otra, estás haciendo lo mismo. Así que... esto me hace dudar... los métodos que usan... no los veo los mejores y más correctos y como dice Sechat, por ahí, el odio siembra más odio. Debería haber otra vía ¡Debe haberla! Y es lo que pasa... es extraño, como si se jugara a ser dioses: tú vives; tú mueres.

Un saludito y feliz otoño para ti también.

Esther dijo...
21 de septiembre de 2011, 19:14  

No me gusta la violencia. No me gusta el sistema, no funciona ya, en ningún sentido pero, ¿por qué? ¿La culpa es del sistema? Lo de fuera simplemente es; es el hombre el que crea ciertas cosas. Es el hombre :)

Adèu, adèu :)

C ~ dijo...
28 de septiembre de 2011, 16:52  

Me quedo con esto: "La Justicia es una cosa, la venganza es otra." Y con muchos otros comentarios de esta misma entrada. Hace falta un cambio en la humanidad en todos los ámbitos, definitivamente.
Por cierto, me gusta mucho, mucho este blog. Good job!

Tropiezos y trapecios dijo...
24 de febrero de 2012, 9:52  

Yo lo digo ahora y lo he dicho siempre. No me alegro de la muerte de ninguna persona. Creo en la justicia firmemente y arrebatarle la vida a una persona te convierte en lo que tú mismo estás condenando: un asesino.

¿Para qué existen los tribunales? ¿Para qué tenemos un sistema de valores si a la primera de cambio nos lo cargamos?

¿Por qué nos desangran día a día y nadie hace nada para pararlo?

Si ya lo decía la canción: "Ellos me protegen de tí, ¿de ellos quién me va a proteger?"

Un abrazo.

Oski.

Sergio DS dijo...
12 de marzo de 2012, 9:30  

Hace tiempo me dijeron que el poder económico siempre está del lado del poder, da igual el color del partido. No le faltaba razón.

Sergio DS dijo...
12 de marzo de 2012, 9:31  

Perdón, quería comentar en el post de Gana$. Lo repitó ahí.
:S

Publicar un comentario